Control de aves

Algunas aves, sobre todo las palomas, pueden ser bastante molestas. Ellas gobiernan los cielos y hay poco que puedas hacer por tu cuenta para proteger tu propiedad de ellas. Así que en caso de que palomas, gaviotas y otras aves urbanas molesten excesivamente tu propiedad, ponte en contacto con nosotros para una valoración de la situación.

¿Cómo pueden las palomas afectar a mi propiedad?

La paloma es la plaga de aves más popular en Cataluña y no debe tomarse a la ligera. Sus excrementos ácidos y de olor fétido pueden causar serios daños a los edificios, mientras que sus plumas pueden bloquear las alcantarillas y causar contaminación en el agua. Incluso se ha observado que levantan tejas y cubiertas sueltas para encontrar refugio, exponiendo el techo a las inclemencias del tiempo.

Llámanos al 690 87 36 85

Básicamente hay dos cosas que atraen a las aves a tu casa o jardín:

Comida: Las palomas no son muy pretenciosas cuando se trata de comida. Podrían comer basura, sobras, semillas, comida para perros y gatos, cualquier cosa que se encuentren. Así que no dejes nada de comer en tu jardín.

Espacio habitable: el ático o el espacio de aire entre la última planta y el tejado es el lugar perfecto para que viva una paloma. Se deben cerrar todas las entradas de aire si no quieres que se llenen de los excrementos de las palomas y los insectos que acudan a ellos.

Los excrementos de aves son también un vector de varios patógenos. Difunden enfermedades desagradables como la tuberculosis y la salmonela. Las palomas también son propensas a contraer varias enfermedades, tales como la enfermedad del cuello torcido, cáncer y tenias. Así pues, la esperanza de vida de una paloma en libertad es de 4 años, comparada con 20 años en cautiverio.

Algunas de las enfermedades transmitidas por las palomas no deben ser subestimadas. Como las bacterias de salmonela, que son los agentes patógenos de la fiebre tifoidea. Las palomas también propagan el virus del Nilo, que puede causar desde neumonía leve hasta daño permanente al sistema nervioso, e incluso inflamación cerebral, la cual es fatal.

¡Comparte en redes sociales!