Cucarachas americanas

La cucaracha americana es un insecto de un tamaño considerable, puede llegar a medir hasta 5 centímetros de largo. Tiene alas de color marrón rojizo, parte trasera con forma circular y con ocho marcas en su tórax.

La cucaracha americana es una de las cucarachas doméstica más grandes. El macho de esta especie tiene una alta sensibilidad a la feromona que desprende la cucaracha hembra. Esto hace que los machos consigan fecundar a muchas hembras. Las hembras de las cucarachas americanas pueden ser muy productivas, produciendo un saco de 16 huevos después del apareamiento. Las hembras puede seguir produciendo sacos de huevos, u ootecas, usando esperma acumulado, sin necesidad de que vuelvan a fecundarla.

Llámanos al 690 87 36 85

En circunstancias ideales, una hembra puede producir un saco de huevos cada seis días, aunque tiene la capacidad de producir hasta dos en una semana. Supuestamente para proteger a su descendencia, una hembra de cucaracha americana pegará su saco de huevos en escondrijos cerrados e intentará camuflarlo raspando pintura y cartón para cubrir el saco.

En promedio, una hembra de cucaracha americana producirá de seis a 14 vainas con huevos en su vida. Una vez listas para salir, las ninfas de la ooteca realizarán un esfuerzo sincronizado para atravesar el saco.

El promedio de vida de una cucaracha americana desde el huevo hasta su muerte es de 168 a 786 días. Después de alcanzar la edad adulta, una hembra puede vivir entre 90 y 706 días y un macho entre 90 y 362 días.

La cucaracha americana, como la mayoría de las demás especies, considerará llevarse cualquier cosa a la boca. La comida, las heces y todo lo demás es comida apetitosa para una cucaracha hambrienta. Cualquier cosa que una cucaracha mordisquea puede contaminarse con las bacterias transportadas por la cucaracha.

La cucaracha americana prefiere los hábitats donde abundan los alimentos y el suministro de agua. Estas zonas típicamente incluyen panaderías y cocinas industriales, hospitales, hoteles y restaurantes, además de alcantarillas y tuberías de desagüe.

Las cucarachas se comunican entre sí a través del uso de feromonas para decidir en qué lugar es mejor instalarse.

Se sabe que establecen familias, y no es raro que varias generaciones de cucarachas vivan en la misma zona. Disfrutan particularmente de ambientes cálidos. La cucaracha americana se encuentra en todo el mundo. También es común encontrarlas en el exterior, en montones de hojas, estiercol o césped, troncos muertos, árboles huecos y otros escondites al aire libre.

¡Comparte en redes sociales!