Proporcionamos servicios de aplicación de fitosanitarios para masas de vegetación pública o privada, como son zonas ajardinadas, setos, plantas y otras superficies que puedan contraer enfermedades o plagas.

Llámanos al 690 87 36 85

 

Desde el año 2014 es obligatorio que todos los agricultores apliquen los principios de la gestión integrada de plagas.

Las condiciones de almacenamiento de los productos fitosanitarios y los medios frente a los riesgos están regulados.

En Europa, cada vez es más alta la exigencia social respecto al medio ambiente, a la calidad de las producciones agrícolas y al interés de minimizar la toxicidad de los fitosanitarios aplicados a la salud humana.

Todos estos aspectos han ocasionado, entre otros, que se haya regulado la aplicación de fitosanitarios y técnicas de cultivo, mediante la Gestión Integrada de Plagas, como el conjunto de medidas encaminadas a reducir los riesgos en cuanto al medio ambiente y la salud humana , sin pérdida del rendimiento de las cosechas. Es en este sentido que el 14 de octubre de 2012 entró en vigor el Real Decreto 1311/2012 que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Desde el año 2014 es obligatorio que todos los agricultores apliquen los principios de la gestión integrada de plagas, excepto los que realizan producción integrada, ecológica u otros sistemas de producción certificada que estén aprobados. También están exentos los cultivos que se considere que tengan un bajo consumo de productos fitosanitarios.

También se regula las condiciones de almacenamiento de los productos fitosanitarios para uso profesional, especificando que deben guardarse en armarios cerrados o habitaciones ventiladas y con cerradura, que solamente deben contener productos fitosanitarios, alejados de masas de agua y pozos, y protegidos de temperaturas extremas, entre otros.

Además, se han de tener los medios adecuados para recoger derrames accidentales, disponer de un contenedor con bolsa de plástico para aislar los envases dañados o vacíos, y restos de productos hasta la entrega al gestor de residuos. También se deben tener a la vista los teléfonos de emergencia y los consejos de seguridad en caso de accidentes.

¡Comparte en redes sociales!