Control de garrapatas

Las infestaciones de garrapatas han estado aumentando en Barcelona en los últimos años, lo cual es una preocupación tanto para los profesionales del control de plagas como para los propietarios de mascotas. Las garrapatas no sólo causan molestias e irritación, sino que también son portadoras de enfermedades como la enfermedad de Lyme y la anaplasmosis granulocítica humana (AGH).

Las garrapatas no pueden saltar o volar y deben agarrarse a sus objetivos desde superficies elevadas como el pasto alto y la vegetación, haciendo que las zonas en el exterior de su casa sean susceptibles de contagio.

Llámanos al 690 87 36 85

Consejos para prevenir las picaduras de garrapatas

La mejor manera de evitar las picaduras de garrapatas es permanecer fuera de las zonas infestadas por garrapatas, normalmente zonas con pastos largos que toquen el cuerpo al pasar. Sigue estos consejos cuando trabajes o camines en lugares que pueden estar infestadas de garrapatas.

  • Usa camisas y pantalones de manga larga. Los colores claros son mejores para poder ver las garrapatas si se han agarrado.
  • Pon una goma alrededor del bajo de los pantalones, en su defecto puedes ponerte los calcetines por encima del pantalón.
  • Usa sombrero o gorra, si tienes el pelo largo, mejor meterlo dentro de éste.
  • Usa repelente para garrapatas aplicado en la ropa, particularmente en la parte inferior del cuerpo y los brazos.
  • Lava la ropa con agua tibia y detergente inmediatamente. Nunca metas la ropa en el cesto de  ropa sucia.
  • Proteje a las mascotas manteniéndolas fuera de las áreas infestadas de garrapatas y consulta a tu veterinario para conocer los productos de tratamiento y prevención.
  • Inspecciona cuidadosamente a las mascotas después de caminar en áreas boscosas y campos.

Como quitar garrapatas

Las garrapatas que pueden haberse adherido a tu piel deben ser arrancadas cuidadosamente. No aprietes la garrapata ya que esto puede exprimir su líquido en la piel causando infección. Puedes utilizar unas pinzas de depilar, aunque es mejor utilizar instrumental especifico que se vende en clínicas veterinarias.

La técnica consiste en agarrar la garrapata con la pinza por la cabeza, cuanto más cerca de la piel mejor, intentando que al tirar de ella, no se quede incrustada la boca en la piel. Una vez retirada, lava la zona con agua y jabón. Es recomendable vigilar unos días ese trozo de piel para verificar que no ha quedado nada de la garrapata y no se ha infectado.

¡Comparte en redes sociales!